12 de junio de 2021

Urbanautas: la calle como experimento

TEXTO PABLO RUSSO

FOTOGRAFÍAS URBANAUTAS

 

 

Los tiempos, los recursos y los deseos se transforman. Así, una idea que comenzó hace dos años bajo una impronta, crece hoy metamorfoseada. Un proyecto para la realización de videopoemas impulsado por la Cooperativa Antílope, que presentó Ro Fernández Doval y que fue seleccionado en el Fondo Económico de Incentivo a la Cultura las Artes y la Ciencia (FEICAC) 2019, se actualiza en una propuesta de tránsito lúdico por la ciudad con la sensibilidad dispuesta para el registro fotográfico. «Cambio la bocha», resume Ro sobre Urbanautas.

 

 

Tanto Antílope como Fernández Doval vienen trabajando cuestiones visuales: Ro, junto a Floriana Lazzaneo produjeron videopoemas para Rumi. La cooperativa, en articulación con la docente Ana Laura Alonso, concretó la iniciativa «Hackear la calle», con talleres en simultáneo de fotografía y performance urbana, de la que derivó «El veneno está adentro».

«Nos quedamos con la idea de estimular, de alguna forma, ese encuentro entre personas que sacan fotos. Hubo, además, una importancia de la mirada de las mujeres en relación a esto», le dice Ro a 170 Escalones. «Ahora, cuando tuvimos que repensar el proyecto estaba la idea de seguir trabajando la cuestión de Paraná como objeto de estudio, de intervención, de análisis, de cuáles son los sentidos que rondan la ciudad. También en relación a la poesía, esto que era pensar audiovisualmente, nos fuimos para el lado de las fotos y empezamos a pensar en otro término la palabra poesía: con la pregunta por la posibilidad de hablar de un foto poema. Pensamos en un registro de ese tipo de la ciudad, no hacerlo nosotros sino estimular a un registro colectivo, de distintas miradas», agrega.

La propuesta de Urbanautas recupera el espíritu del flaneur del siglo XIX, del salir a caminar por la ciudad como posibilidad de encuentro, de lo sorpresivo, de estar sensible o perceptiva a esa posibilidad. «No todas las personas transitamos la calle de la misma forma: esa supuesta percepción o disposición para el registro tiene que darse en una situación de mínima seguridad y muchas veces las mujeres y disidencias son superadas por la cuestión», piensa Fernández Doval. Esto lleva a la reflexión sobre qué recorrido encarar y a qué hora resulta conveniente transitar. «De esta forma terminamos de cerrar la idea, que es una invitación a un registro colaborativo. Por tratarse de la pandemia y para usar la herramienta, nos podía servir hacer un perfil de Instagram del proyecto y que las fotos sean publicadas ahí. Tenemos la intención de buscar otro financiamiento para poder ampliar intervenciones con proyecciones y, si se puede, editar algo impreso», se entusiasma Ro.

 

 

Flor Lazzaneo se ocupa de editar material audiovisual y Diana Treboux diseña la identidad de la propuesta. Verónica Moreira, por su parte, es quien estará a cargo de la curación de las imágenes que vayan llegando. «Lo encaramos como un experimento, está abierto a ver qué sucede y qué material surge. Básicamente la consigna es esa: registrar la ciudad dirigiéndonos a mujeres y disidencia con algunos disparadores que vamos a ir anunciando, pero la idea es que cada une pueda compartir su relato visual de la zona que transita y le llame la atención, le conmueva y le parezca necesario registrar», indica Ro. Este equipo recibe también el apoyo de Antílope, en la que están activando ella, Sergio Otero y Gaspar Mussin.

Para participar hay que mandarle las fotografías al Instagram de Urbanautas o subirlas a los perfiles personales y etiquetarlos. La idea contempla hacer algunas señalizaciones en el espacio público, para que no quede solamente en lo digital.

Ocurrió que apenas habían lanzado el proyecto, volvió el aislamiento: «Estamos pensando estrategias para poder interactuar y sondear qué es lo que sucede con salir al espacio público ahora y qué aparece como experiencia. Qué es lo que nos sensibiliza en esas salidas, porque no estamos en un momento de normalidad, es un proyecto atravesado íntegramente por la pandemia», aclara Ro. En ese sentido, Urbanautas será también un registro de época.

 

Compartir Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp
Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *