1 de octubre de 2022

Una memoria de Los Arenales

TEXTO PABLO RUSSO

 

 

«Estamos buscando archivos (fotos, relatos, documentos) sobre la playa de Los Arenales». El flyer que circula desde hace unos días por redes sociales propone enviar documentación al mail de la Cooperativa Cultural Antílope. «¿La conociste? ¿De qué te acordás?» son las preguntas disparadoras que invitan a desempolvar los recuerdos sobre un lugar emblemático de Paraná que alguna vez fue de libre acceso.

La iniciativa es del proyecto Urbanautas, impulsado desde Antílope, al que se han sumado distintas personas del ámbito cultural y artístico de la ciudad interpeladas por el interés en el espacio público desde un enfoque que cruza arte y comunicación.

 

 

Tras ser una de las propuestas seleccionadas en la convocatoria del FEICAC (2021), empezaron a trabajar en una investigación sobre las memorias de la playa de Los Arenales. Esta etapa incluye la recolección de fotos y testimonios de quienes habitaron la playa, como vecinos y vecinas o como ciudadanos y ciudadanas que la frecuentaban en épocas estivales. «Nos interesa recuperar esos relatos para mantener viva la memoria de un espacio público y de acceso al río que se perdió; para poder contarle y contarnos, a quienes no conocimos el balneario, cómo era, cómo se configuraba la ciudad y cómo se vivía la relación con el río en ese tiempo», indicaron a 170 Escalones desde Urbanautas.

El destino de ese material será múltiple: por un lado, un banco digital que hoy está en construcción; por el otro, proyectan una instalación de dos días en un espacio abierto donde las personas puedan acceder a estos archivos y aportar los propios. Esto último está planificado para octubre. El material que van recibiendo se va abordando desde distintos lenguajes, incluyendo piezas sonoras.

 

 

Los integrantes actuales de Urbanautas son Ro Fernández Doval, Emiliana Osorio, Sergio Otero, Verónica Moreira y Gaspar Mussin. Además, participan en instancias específicas Julia Acosta (curaduría para la instalación artística), Eri Von Furth (diseño de la identidad visual y piezas animadas con memorias sonoras)  y Floriana Lazzaneo (registro audiovisual).

En 2021 trabajaron sobre las miradas de mujeres y disidencias que caminan por la ciudad partiendo de la premisa de que no todas las personas tienen el mismo acceso a zonas, horarios y seguridades. «Después de las preguntas de la primera etapa de este proyecto –¿quiénes tienen derecho a caminar por la ciudad?, ¿qué vemos cuando no tenemos miedo? – vino otra muy sensible a la identidad de esta ciudad-paisaje en la que vivimos: ¿quiénes tienen derecho al paisaje?, ¿cómo nos relacionamos con el espacio público que es, a la vez, entorno natural?», adelantaron desde el colectivo.

 

 

Quien quiera sumarse a esta construcción y recuperación de información del pasado respecto a Los Arenales, puede escribir a antilopecoop@gmail.com hasta el 31 de agosto. Quienes participen podrán manifestar su consentimiento o no para que esos archivos compartidos integren la instalación pública o si prefieren que únicamente se resguarden en el banco digital.

 

Compartir Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp
Comentarios (1)
  1. hugo dice:

    Recuerdo mucho, claro, a Los Arenales. Iba siempre durante los años en que estuvo espectacular, no recuerdo quien fue la gestión que lo llevó adelante. interesante propuesta. También recuerdo como poco a poco se vino abajo, pero también habría que recordarlo, durante cuales gestiones se dejo de atender, se fue abandonando desde la municipalidad a los arenales. Primero lo abandonó la municipalidad y como resultante los ciudadanos. No hubieron que recuerde demandas, solo quejas. Hoy me pregunto si dejar que se venga abajo fue desidia típica de algunos de nuestros representantes, o fue una estrategia articulada con determinados intereses para abordar un espacio que ya nadie demandaba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.