16 de septiembre de 2021

Una casa para la fuerza del trabajo cultural

TEXTO FRANCO GIORDA

FOTOGRAFÍAS MALALA HAIMOVICH, JULIÁN VILLARRAZA Y FRANCO GIORDA

.

.

Un nuevo hito de la cultura nace en Paraná. Se trata de Casa Boulevard – Sala Metamorfosis que este viernes 26 de febrero abre sus puertas al público. Sobre el solar de una antigua casa, con dirección en Ituzaingó 80, los espacios fueron reformulados y reconstruidos para que funcione allí un centro cultural con la infraestructura apropiada a las múltiples actividades previstas por sus gestores.

Esta notable iniciativa es llevada adelante por Silvina Fontelles, Marta Zubieta, Oscar Lesa, Cristina Witschi, Carolina Rodríguez, Oscar Lescano y Guillermo Vesco. Este grupo, cuyos integrantes pertenecen a dos colectivos, se fusionó en pos de concretar el proyecto cuyo objetivo es dar lugar a variadas expresiones artísticas en concordancia con el contexto urbano que lo contiene.

La fachada original del inmueble ha sido preservada y el diseño arquitectónico, a cargo de Andrés Falco, ha logrado una confluencia de estilos en el que conviven la vieja vivienda y el nuevo espacio que cuenta con dos salas, un taller, una galería, una cantina y un patio con la posibilidad de seguir ampliándose.

 

 

La renovada disposición edilicia coincide con la denominación de «casa» y de «boulevard» dado que la reja dispuesta entre el patio y la calle, antes que separar, integra. Es que el «adentro» y el «afuera», lo que «sale» y lo que «entra», lo que «va» y lo que «viene» quedan resignificados en esta construcción que tiene la clara intención de integrarse al entorno. Así, las voces de la gente que pasa, los sonidos del tránsito, el voceo de los vendedores ambulantes suena como un rumor de fondo. A su vez, los trabajos de albañilería, la transformación del edificio, las reuniones y el embellecimiento del sitio han generado la curiosidad de los vecinos que se han acercado, en varias ocasiones, a preguntar qué es lo que allí se gesta. El calor de hogar y la experiencia intersubjetiva de la calle se cruzan en este punto de la ciudad.

Luego de más de dos años de trabajo, el día de la apertura formal ha llegado y desde las 21 tendrán lugar allí una serie de actividades que dan origen a un futuro prometedor. Dada la pandemia, la inauguración se pensó con el formato de un circuito por donde el público pueda transitar sin aglomerarse. En ese recorrido habrá una muestra de la trayectoria del grupo Metamorfosis, una video instalación sobre la transformación del inmueble (de una oscura propiedad abandona a un luminoso centro cultural), la composición de una obra plástica comunitaria en la que participarán artistas, vecinos y quienes quieran dibujar o dar unas pinceladas. También habrá música. La propuesta se completa con el servicio de cantina.

En relación al modo en que se planificó el estreno, Cristina Witschi dijo que «si bien vamos a utilizar los espacios abiertos también queremos que disfruten el interior de la casa. Por eso, pensamos un recorrido para que la gente ingrese y circule. No queríamos escapar del agasajo porque, obviamente, la ocasión lo merece» y Silvina Fontelles agregó que «por eso no se pensó en un espectáculo, sino que se trata de diferentes experiencias». Para cerrar la idea, Cristina completó: «En otra ocasión, hubiésemos cortado la calle y tirado la casa por la ventana. Hubiese habido banda y baile. Hay muchas cosas que festejar. Nosotros, como grupo Metamorfosis, cumplimos 25 años y hace 20 que instalamos la primera sala».

En las palabras de las dos mujeres se denota el deseo de poder hacer una celebración con todas las letras; sin embargo, las limitaciones impuestas por el coronavirus, ha obligado al grupo a pensar una alternativa viable para un hecho de las mencionadas características.

 

 

 

AMBIENTE

La referencia más sobresaliente de la zona donde está ubicado el nuevo centro cultural es el complejo de edificios conocido como Altos de Ituzaingó. Allí viven aproximadamente 500 personas. En breve, también será habitada otra torre a una cuadra, en la esquina de Monte Caseros e Ituzaingó. Esa concentración de viviendas imprime una densidad poblacional que no pasa desapercibida.

Los impulsores de Casa Boulevar – Sala Metamorfisis han escrito una carta para comunicarse directamente con sus vecinos en donde manifiestan el deseo de que «sea posible el encuentro real entre los/as artistas y sus públicos» y que les «interesa que el barrio sea parte de esta historia y que junto a la comunidad que nos rodea y abraza podamos afianzar vínculos y repensarnos colectivamente. Es por eso que los/as invitamos a conocernos, a conversar y a habitar el espacio, la casa». En este mismo sentido, se instalará un buzón para las sugerencias y las inquietudes.

Además de esto, es notoria la presencia de otros lugares cercanos dedicados también a la cultura. Está el centro cultural municipal Juan L. Ortiz, instalado hace ya largo tiempo en lo que fueron las dependencias del ferrocarril, sobre la misma arteria, denominada, a esa altura, boulevard Racedo. No es la única propuesta en ese paseo, también se encuentran Hábitat Kudú (Racedo 351) dedicado al desarrollo de talleres formativos, Arandú, espacio de arte (Racedo 289) destinado a las artes escénicas. Si se amplía más el foco también están cerca La Casa de la Cultura (Carbó y 9 de julio), la Asociación Civil Barriletes (9 de julio 479), La Hendija (Gualeguaychú 171), Jai (Gualeguaychú 18) y Almacén de los 33 (Bavio y Courrege).

Cristina Witschi comentó que «durante el último tiempo se han abierto muchos lugares. Eso es muy gratificante. Esto generó que nos comuniquemos mucho con salas de la zona. Tenemos proyectos en común para potenciarnos. A nosotros nos importa mucho poder trabajar con otros. Festejamos que haya cada vez más espacios culturales. No sé si ha sido la crisis de la pandemia lo que ha potenciado esto. Metamorfosis nació en la crisis de 2001. En ese momento, también surgieron un montón de cosas. Creo que estar quietos y pensando ha hecho que florezcan muchísimos proyectos nuevos que nosotros queremos acompañar. Queremos incluirnos en un circuito de salas que están cercanas».

En la charla dada en el marco de la conferencia de prensa llevada adelante para presentar el nuevo lugar, surgió la hipótesis de que el mencionado fenómeno también puede ser producto de la consolidación de la Tecnicatura en Gestión Cultural que se desarrolla en la Facultad de Ciencias de la Educación de la UNER y del profesorado de Teatro de la Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales de la UADER.

 

 

CONFLUENCIA

El encuentro entre las partes involucradas en Casa Boulevard – Sala Metamorfosis, «se dio de manera bastante casual porque coincidieron muchas cosas. Al mismo momento en que Metamorfosis tenía que dejar la sala donde estaban yo le conté a Oscar (Lesa) que estábamos en este proyecto», contó Silvina Fontelles.

Marta Zubieta agregó que el inmueble de Ituzaingó se pudo conseguir a mediados de 2018 a través de una permuta por una casa, ubicada en el barrio San Agustín. Allí tuvieron lugar otros proyectos, entre los que se destaca, la producción teatral del grupo Patatas Patas y el encuentro de numerosos hacedores culturales.

Por su parte, Cristina sostuvo que «se nos hizo fácil el entendimiento porque lo que tenemos en común es la fuerza de trabajo» y agregó «el hecho de ponernos de acuerdo entre dos colectivos marca una cuestión política porque encontrarnos en un proyecto común, en este momento, cuando hay tanta individualidad y tantos desacuerdos, es muy importante».

La recuperación y modificación de la casa requirió de una inversión significativa. Para conseguir los fondos fue necesario un largo período de gestión. «En un principio, ganamos el FEICAC (Fondo Económico para el Incentivo a la Cultura, las Artes y la Ciencia) e hicimos la primera parte. Mucha gente nos ha ayudado. Hemos presentado infinidad de notas y proyectos. Después pusimos dinero ambas partes. Con eso hicimos el tinglado. También recibimos aportes del Fondo Nacional de las Artes y del Instituto Nacional de Teatro. Cualquier dinero que ingresa a los colectivos se invierte en el espacio. También Vice gobernación, durante la gestión de (Humberto) Bahl, realizó aportes en dos ocasiones porque les interesó muchísimo el proyecto. A su vez, Cultura de la Provincia también aportó» enumeraron los integrantes de Casa Boulevard – Sala Metamorfosis.

 

 

PROPUESTAS

En marzo comenzarán a llevarse adelante varias actividades ya programadas. En este sentido, está planificado un ciclo de teatro que tendrá lugar los sábados y domingos. Las primeras obras serán Como un león de Gustavo Bendersky con textos de Haroldo Conti y Manada dirigida por Daniela Osella.

También está previsto un ciclo de música en el patio del que participarán, entre otros, Emi Cersofio, el dúo Cuerda tinta, Silvia Salomone, Silvio Godoy, Sebastián Narváez, Electra Barbagelata, Alfonso Bekes y Paola Núñez.

A su vez, los jueves habrá diferentes ciclos. Los primeros jueves de cada mes serán destinados a actividades literarias como recitales de poesía, presentaciones de libros, entre otras iniciativas. Los segundos jueves de cada mes habrá un ciclo de cine a cargo de Relámpago Verde.

 

 

En abril se repondrá Un eco más del grupo Metamorfosis en la sala mayor. En paralelo se montará una muestra de Silvina Fontelles, quien adelantó que su nueva producción es «bastante autorreferencial. Tiene que ver con la historia de mi vida, con mi niñez. Es un impacto muy importante que me provocó haber hecho el taller de Vivi Tellas quien hace biodrama. Entonces, es una especie de biodrama de la plástica. La voy a invitar a ella. Las obras van a estar acompañadas por pequeños relatos. El que quiera lo escucha, el que quiera lo lee y el que quiera se queda con la obra sola».

A su vez, están previstos clínicas y seminarios que, entre otros, estarán a cargo de Raquel Minetti, Francisco Vázquez, Sergio Fabri, Victoria Ferreyra. En paralelo, funcionará una galería y una tienda de arte.

Los impulsores mencionaron más artistas y gestores como Julia Acosta, Paola Nerina, Carlos Battauz o Verónica Moreyra, quiénes también participan de la gestación del espacio. También fueron nombrados, Julián Villarraza y Malala Haimovich, quienes están a cargo de la imagen y la comunicación.

 

 

IMPRESIONES

La totalidad de la casa y cada una de sus partes tiene la impronta de los habitantes. Desde el jardín vertical poblado de innumerables especies vegetales construido sobre las paredes del patio hasta las obras plásticas, objetos y antigüedades que están presentes en los ambientes cerrados y abiertos le dan una identidad propia. La estética del lugar sintetiza la historia de los integrantes del grupo gestor y son una invitación para los sentidos y el intelecto.

De este modo, a pesar de los tiempos difíciles, comienza a recorrer su camino una propuesta renovadora donde tendrán lugar diferentes expresiones artísticas y culturales que germinan en la sociedad de la capital entrerriana y la región.

 

 

.

Compartir Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp
Comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *