10 de julio de 2020

Sobre deudas, femicidios evitables y responsabilidades

TEXTO Y FOTOGRAFÍAS PABLO RUSSO

.

.

.

Son tiempos extraños para la ocupación del espacio público físico, para el encuentro concreto en la calle. Este 3 de junio de 2020 se cumplieron cinco años del primer #NiUnaMenos que resonó en todo el país. Las manifestaciones feministas que fueron creciendo año tras año en las principales ciudades se encontraron hoy con la disyuntiva del aislamiento social preventivo obligatorio. En la capital de Entre Ríos, la Asamblea de Mujeres, Lesbianas, Travestis y Trans de Paraná concretó un acto sencillo, de poca convocatoria, aunque contundente desde lo simbólico.

 

 

Con barbijos y manteniendo el distanciamiento, en una de las dársenas de asfalto de la Plaza Mansilla, en el camino que va desde el edificio del poder Ejecutivo y Legislativo (la Casa Gris) hasta el poder Judicial (tribunales), las militantes fueron pegando en el piso papeles con los nombres de las más de 160 mujeres asesinadas durante 2020. Estas símil lápidas en hojas A4 iban acompañadas de una flor de papel. Sobre un costado, con aerosol a dos colores, pintaron a mano alzada en letras grandes: «HARTXS». Alrededor de esta instalación se reunían las mujeres, algunas con carteles exigiendo «Justicia por Julieta», «Casas refugio y presupuesto anti violencia» o «Paren de matarnos». El ritmo de redoblantes y megáfono lo aportó Juntas y a la Izquierda, mientras que sobre los andamios que rodean la torre en refacción de la casa de gobierno provincial se colgó una bandera con la consigna «La deuda es con nosotras».

 

 

En este marco, fue notable la ausencia de varias agrupaciones que durante estos últimos años formaron parte de estas movilizaciones: el Partido Solidario, la Corriente Nacional Lohana Berkins o La Cámpora, por nombrar algunas, decidieron que en el contexto de la pandemia por el covid-19 el accionar quede relegado a lo virtual. «La Asamblea está integrada por más de 80 organizaciones políticas, sociales gremiales y feministas de la ciudad de Paraná, funciona de manera democrática, horizontal. Muchas organizaciones eligieron hoy adherir a la consigna nacional y no hacerse presente, sin embrago la actividad presencial es de la Asamblea, en un clima de respeto por las decisiones políticas y colectivas de todas las organizaciones que la integramos», expresó Jorgelina Londero a 170 Escalones. «Estamos exigiendo la emergencia en violencia de género del mismo modo que tenemos emergencia sanitaria por las condiciones que estamos viviendo. Creemos que una víctima cada 29 horas amerita que el Estado destine mayores recursos para asistir la problemática de la violencia», agregó.

 

 

A las cinco de la tarde, todas las presentes -unas setenta personas- se situaron de pie entre los nombres de las mujeres asesinadas y escucharon la lectura a dos voces del documento elaborado para la ocasión. «Una vez más estamos en la calle porque cada 29 horas se produce un feminicidio. Han sido 119 en lo que va del año, 2 transvesticidios, 23 transvesticidios sociales y hay 10 desaparecidas. Entre Ríos se ubicó en 2019 por encima de la media nacional en violencia de género», indicaron en la introducción del escrito que tuvo tres ejes esenciales: el Estado es responsable; todos los feminicidios son evitables; y la deuda es con nosotras. Al final, se cantó «Ni una menos, vivas nos queremos» y «Olé olé, olé olá, sos responsable, vos sos igual, sos es Estado femicida y patriarcal».

 

Ir a descargar

 


Cuando el edificio en el que funciona el Concejo General de Educación proyectaba su sombra hasta calle Santa Fe, la concentración llegó a su fin. Sobre el suelo de la plaza quedaron los nombres, como huellas identitarias de aquellas historias de vida truncadas por la violencia machista patriarcal en lo que va del año.

 

.

.

..

 

Compartir Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp
Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *