1 de octubre de 2022

Poesía en carne viva

TEXTO FRANCO GIORDA

.

.

La carne y toda su carga es el epicentro del nuevo libro de poemas de Simón Lorenzón, Carne-vidas (Ediciones en Danza, 2022). La sustancia de la que la humanidad y la animalidad están hechas permite al poeta sondear abismos que se abren al representar diferentes dimensiones de esta materialidad donde late el corazón, nacen y mueren los apetitos y el espíritu se manifiesta.

Un verso, vale de muestra:

 

                               humana demasiado humana

                               la carne es la diosa

                               tierra, sangre, fuego, agua

                                                               toda carnal

 

Entonces, desde la carne y en la carne, el poeta emprende una arriesgada travesía donde hay goce, se escuchan gritos, estalla el llanto, la vitalidad se manifiesta y el placer aplica sus encantos. Los sentidos están listos para la agonía, la muerte o el nacimiento. La memoria y el sueño también son encarnados en las piezas poéticas. La metamorfosis es parte de esta naturaleza real y, a la vez, creada por el poeta.

Como en una película de David Cronenberg, hay carne y hay nueva carne. Una reflexión sobre la corporalidad sobrevuela el conjunto de la producción y propone un diálogo con otras concepciones. El festejo y el padecimiento, simultáneos, de la pasión, la sensibilidad y la tragedia habitan en una dialéctica permanente que pellizca en las costillas y en las formalidades de la poesía.

 

 

Hay aromas, un puñal atravesado y perros. Todo asumido como signos de una indagación por el peligroso e intrincado plano de lo orgánico. En correspondencia, el arte de tapa es una obra de Francis Bacon, pintor irlandés obsesionado por la carne. 

El libro cuenta con dos prólogos, uno firmado por Andi Nachon, quien sostiene: «Materia del mundo y tiempo: eso canta el alma indómita de estos poemas. Ni escabeche enfrascado ni lonjas sobre el mostrador de la carnicería para el comercio: carne del deseo, del goce y, claro, también de sus tormentos». El otro texto introductorio es de Marcelo Mangiante. «Asistimos a una exploración en torno a la carne, entendida como real absoluto y como absoluto enigma”, afirma. Luego, agrega: «Carne – Vidas, el tercer libro de poemas de Simón Lorenzón, como los dos anteriores, no explota la anécdota ni enhebra metáforas. Crea las atmosferas y los escenarios donde las anécdotas podrán ser; refractario a las metáforas, las comparaciones y otras variantes de la retórica del género poético, despliega imágenes sugeridas, instantáneas prepaisajísticas, cartografías incompletas y provisorias de la carne».

 

El autor

Simón Lorenzón nació en Paraná en 1978. Profesor de Filosofía por UADER y Metodólogo por UNER. Es docente de Filosofía, Sociología y materias afines en los niveles medio y superior. Comparte su poesía en la cuenta de Instagram @todos.los.fuegos. Además del libro reseñado, ha publicado Marrón casi anaranjado (Editorial TED, 2020) y Remansos (edición de autor, 2021). También ha sido parte de antologías como Tu flor más bella (2021) y Campo (2022), ambos de la editorial Proyecto Camalote y en Bajé para respirar (Ediciones arroyo, 2021).

 

 

.

Compartir Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp
Comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.