24 de julio de 2021

Plebiscito, familia y burocracia

TEXTO PABLO RUSSO

.

.

Tres películas recomendadas por 170 Escalones para ver en la plataforma prepaga de cine y series Netflix, que no son de las que se muestran primero o en las pantallas de inicio.

 

 

No

No, dirigida por Pablo Larraín, es una película chilena de 2012 que está basada en una obra de teatro inédita llamada El plebiscito de Antonio Skármeta. La historia, protagonizada por el mexicano Gael García Bernal, mezcla hechos reales y ficción para contar el desarrollo del plebiscito de 1988 que marcó el final de la dictadura de Augusto Pinochet a partir de las respectivas campañas publicitarias (la del «No» y el «Sí» a la continuidad). Fue candidata al Oscar en 2013 a mejor película extranjera -también, y más importante, fue premiada en Cannes y La Habana- y se transformó en 2014 en una serie de cuatro capítulos que emitió la Televisión Nacional de Chile en 2014. Este referéndum puede pensarse como un antecedente del contemporáneo “Apruebo” de 2020 que modifica la Constitución pinochetista de 1980. No, además de sus buenas actuaciones, plantea un clima de época que propone un viaje en el tiempo al espectador.

 

 

 

Un asunto de familia

Manbiki Kazoku en japónes, Un asunto de familia en castellano, está escrita, dirigida y editada por el nipón Hirokazu Koreeda en 2018. Se trata de un original ensayo de ficción sobre las relaciones sociales y la afectividad, a partir de la historia de una familia sin lazos biológicos, que adoptan distintas estrategias para sobrevivir a la pobreza. A pesar de sus escasos ingresos, Osamu y su grupo familiar tienen una existencia feliz hasta que una revelación pone a prueba sus vínculos. La película se estrenó en Cannes donde ganó la Palma de Oro y fue candidata a los Oscar en 2019 a mejor película extranjera. Un asunto… pone en juego el imaginario habitual sobre la existencia cotidiana en Japón y sobre el concepto de ¿qué es una familia?

 

 

 

I, Daniel Blake

Yo, Daniel Blake es una película de Ken Loach (2016), lo cual ya es garantía de calidad ya que vale la pena no solamente ver esta, sino todas las propuestas del octogenario realizador británico dedicadas al cine social y político y al retrato de las injusticias del mundo contemporáneo. Como en las últimas décadas, lo acompaña como guionista Paul Laverty. Daniel Blake (Dave Johns) es un carpintero de 59 años, del noroeste de Inglaterra, que sufre un infarto y requiere asistencia estatal, lo cual implica superar una serie de obstáculos burocráticos que van más allá de su paciencia. Mientras anda en estos trámites, conoce a Katie, una madre soletera que intenta salir de un albergue de personas sin hogar. Se estrenó en el Festival de Cannes de 2016, donde se llevó la Palma de Oro.

 

 

 

Compartir Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp
Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *