24 de julio de 2021

Para frenar el envenenamiento

TEXTO Y FOTOGRAFÍAS PABLO RUSSO

.

.

«Ronda, rondita, porque nos venden, veneno disfrazado de lechuguita», canta Silvia Salomone en La ronda de las velitas, una composición musical que alude a ese acto ciudadano impulsado por la asamblea Basta es Basta que se manifiesta cada martes, desde hace aproximadamente 180 semanas, en torno a la casa de gobierno de Entre Ríos en pos de otro paradigma de producción agrícola.

Como esa presencia en el espacio público no parece hacer mella en la agenda política provincial, desde la Coordinadora por una vida sin agrotóxicos Basta es Basta lanzaron una campaña de Iniciativa Popular para declarar la Emergencia Ambiental. Pretenden juntar un poco más de veinte mil firmas para que los legisladores provinciales se vean obligados a tratar el tema. La Iniciativa Popular es una herramienta ciudadana para presentar proyectos de ley con el aval de firmas equivalentes al 2% del padrón electoral, que existe desde 2008 en Entre Ríos. Pueden sumar su apoyo las personas mayores de 16 años que voten en la provincia.

 

 

«Estamos pidiendo con esta presentación que queremos hacer en la legislatura entrerriana, solicitando la declaración de emergencia ambiental, que es uno de los puntos del documento que presentamos cuando se creó la Coordinadora. Ya han pasado cuatro años desde aquel momento y la situación por la cual nosotros lo solicitábamos no solamente que no se ha frenado, que es el modelo de producción actual en base al uso de agrotóxicos, sino que se ha consolidado aún más en estos años», explicó Daniela Verzeñassi, integrante del Foro Ecologista de Paraná y de la Coordinadora Basta es Basta. «Entendemos que más que nunca es imperioso que se declare esta emergencia. Y pedimos que se declare a la actividad agrícola en base a insumos químicos como actividad peligrosa. Son muchos años que nuestros territorios están recibiendo millones de litros de agrotóxicos, no hay evaluaciones al respecto; si estudios científicos serios que han demostrado el impacto que algunos de estos venenos han generado en la flora, la fauna y la salud humana, pero no hay estudios sobre la sinergia de todos ellos, así que estamos pidiendo que se inicie un camino de estudios serios respecto del impacto acumulativo sinérgico de este modelo sobre el territorios», agregó.

Por otra parte también exigen la creación de un registro de las producciones en la provincia que utilizan productos químicos, que no existe en la actualidad, así como un base de datos de enfermedades que esté vinculado a la documentación de casos epidemiológicos. Es decir, enfermedades que se relacionan al uso de estos productos químicos.

De prosperar, esta sería la primera iniciativa popular en la provincia, lo cual entusiasma a sus impulsores e impulsoras. «Creemos que es una oportunidad histórica que tenemos los entrerrianos de empezar a escribir un capítulo sobre el futuro de la salud de todos nosotros», sostuvo Verzeñassi. «Una vez que juntemos veinte mil firmas, estaremos habilitados a presentar la iniciativa. Allí se corrobora que se cumpla con todos los requisitos y una vez adentro la legislatura está obligada a tratar el proyecto en el período legislativo que le corresponda», detalló Daniela.

 

 

Por una cuestión de contexto pandémico, las firmas se están juntando a partir de un formato digital, algo que también habilita la ley. «Nos decidimos a esto debido a la situación del covid por la que se nos hace imposible hacer una recolección de firmas en formato papel, persona a persona. Por eso está circulando en redes y hay un enlace para acceder a la planilla donde poner los datos de consentimiento a la iniciativa», reveló Daniela. Como la Coordinadora está formada por asambleas y organizaciones de distintos lugares de la provincia, hay militantes en el territorio expandiendo el formulario. «De hecho, la ronda de los martes se hace en simultáneo con otras localidades, lo que pasa es que en Paraná hemos sido más constantes, pero se sostiene también desde varios puntos de Entre Ríos», aclaró.

«Pará un segundo, pensá un segundo, firmá por un futuro», es la consigna que circula por WhatsApp que invita a firmar pero también a activar la campaña en distintas localidades.

Durante la pandemia, desde marzo de 2020 la ronda de los martes pasó a un estado de virtualidad e incluso de intermitencia con actos presenciales: «habíamos retomado la presencialidad cuando se pudo, y después cuando salieron estas nuevas directivas de guardado nosotros hemos sido muy respetuosos de no incumplir los cuidados necesarios para evitar contagios, así que nos replegamos. Cuando se abra un poco más estaremos de nuevo encontrándonos los martes, en invierno a las 19,15 en la puerta de casa de gobierno», avisa Daniela Verzeñassi.

 

 

Compartir Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp
Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *