6 de diciembre de 2022

Mano alzada ∝ 34

 

 

Se picó.

Alguien pintó algo en una cortina metálica de calle Colón, pasando el semáforo de Corrientes a mano derecha. Hubo otra persona a quien no le gustó el mensaje y decidió taparlo en negro.

Como el espacio público habilita un ida y vuelta, quizá fue el autor o autora anónima de aquello que se decía en un principio sobre la superficie ondulada o tal vez otro/a interlocutor/a al paso, que se quejó en aerosol blanco de esta suerte de censura expresiva. Nótese que las dos palabras sintetizan una especie de plantada y sacada de pecho en la discusión. La falta de «s» final da cuenta del tono y si bien se agradece el acento en «tachá», hay que decir que faltó el tilde en la primera palabra y los signos de interrogación y/o admiración correspondientes.

En todo caso, veremos si hay respuesta y qué rumbo toma este diálogo en la vieja persiana.

 

Compartir Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp
Comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.