12 de abril de 2024

Mano alzada ∝ 33

 

 

La frase en un muro de calle Hipólito Yrigoyen (también conocido como Irigoyen, según la señalética urbana), barrio del Ferrocarril y de la plaza Sáenz Peña, en color verde, sintetiza largas argumentaciones filosóficas sobre el sentido de la existencia y la importancia de vivir el momento olvidando, más no sea momentáneamente, las preocupaciones y elucubraciones sobre el devenir.

 

Compartir Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp
Comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *