7 de julio de 2020

La cultura en cuarentena

TEXTO PABLO RUSSO

.

.

Si alguien le contara a otra persona la situación actual en relación a la pandemia del coronavirus (COVID-19), esta hubiese parecido una distopía hace apenas algunas semanas. Pero la realidad se modifica velozmente en un planeta cada día más globalizado, afectando la vida cotidiana de los pueblos hasta niveles inimaginables. Paraná, Entre Ríos y toda la región no escapan a las generalidades y, en ese contexto, el gobierno provincial tomó fuertes medidas de modo preventivo. Estas disposiciones, inevitablemente, inquietan y perturban el circuito cultural y social.

¿Cuánto es una multitud? ¿Dónde empieza el riesgo de contagio en una actividad cultural? El gobernador Gustavo Bordet habló de «grupos de no más de 40 personas» al presentar el decreto número 361, con fecha 13 de marzo. La disposición, en cambio, no especifica esa cantidad de gente, pero en su artículo cuarto establece: «Suspéndase, durante un plazo de treinta (30) días contados a partir del dictado del presente decreto, en el ámbito de la provincia de Entre Ríos la realización de todo evento cultural, artístico, recreativo, deportivo, social, de participación masiva, y en forma consecuente, las habilitaciones otorgadas por los organizamos provinciales a sus efectos». Y sigue: «El plazo establecido en el presente podrá ser prorrogado de acuerdo a las recomendaciones efectuadas por el Ministerio de Salud y las actividades y/o eventos que se encuentren programadas y cuya suspensión y/o reprogramación no resultare posible, deberán realizarse sin presencia de público y aplicando de forma rigurosa las recomendaciones emitidas por las autoridades sanitarias».

 

 

Un documento del Comité de Organización de Emergencia en Salud (COES) respecto a recomendaciones sobre eventos sociales de cualquier índole en relación al coronavirus puntualiza el panorama: actos oficiales que superen las 40 personas quedan suspendidos; así como eventos con participación masiva (más de 150 personas) ya sea en espacios cerrados o al aire libre. Los eventos con participación limitada entre 40 y 150 personas (como cines, teatros, salas culturales, restaurante y casinos) podrán continuar con sus actividades con disponibilidad de espacio adecuado que asegure una distancia mínima entre personas de un metro. Los eventos con participación limitada de hasta 40 personas, por su parte, podrán realizarse asegurando las medidas básicas de higiene recomendadas y medidas generales para la prevención de enfermedades respiratorias. Así y todo, la situación varía a cada instante.

Esto implica, al momento, que desde la Secretaría de Cultura provincial se suspende la agenda, pero las salas independientes del Estado pueden seguir funcionando con los recaudos señalados. Un espacio de cine o teatro, por ejemplo, deberá disponer una butaca vacía entre espectadores para poder cumplir con la distancia entre personas. Excepto que las municipalidades emitan otro tipo de ordenanza al respecto prohibiendo las actividades. En cuanto a los museos provinciales, permanecen abiertos pero se suspenden las visitas guiadas y presentaciones, mientras aguardan nuevas normativas. Este lunes a la mañana se reúne el gabinete de Cultura provincial (directores de organismos y de programas) para seguir con la discusión. El Encuentro Provincial de Teatro, programado para mayo, es el próximo gran evento que corre riesgo de realización.

La Municipalidad de Paraná emitió, con fecha 13 de marzo, el decreto 368, adhiriendo a lo establecido por la provincia. Su artículo tercero ordena revocar las autorizaciones otorgadas para la realización de los espectáculos y eventos que contraríen las disposiciones del documento del Comité de Organización de Emergencia en Salud Provincial y sus posteriores actualizaciones. En su punto número seis dispone el cierre de los museos y demás lugares recreativos, culturales y deportivos dependientes de la administración local, «cuyas actividades se desarrollen en espacios cerrados o abiertos de concurrencia masiva».

Las primeras reacciones desde los sectores no estatales fueron diversas, pero el término «Cancelado» fue de los más usados en diferentes actividades. Las ferias, por ejemplo. El sábado 14 estaba prevista la feria mensual de alimentos agroecológicos en AGMER. Entre algunos participantes se armó una red virtual para comprarse los alimentos perecederos. Algo similar ocurrió con Usina En Peña. «Necesitamos vender las pizzas, hamburguesas y panchos», solicitaban en un flyer por WhatsApp quienes se iban a encargar de la cantina. El Festival Arroyos Vivos del Salto La Santiagueña tuvo mismo destino.

Asimismo, desde el Instituto Autárquico Provincial del Seguro de Entre Ríos se decidió posponer la segunda edición del Encuentro de Jazz. Incluso las actividades de exposiciones y charlas relacionadas con el Día de la Memoria se han interrumpido y los organismos de derechos humanos están evaluando no realizar la tradicional marcha del 24 de marzo.

 

 

Desde los cines Círculo y Rex, en cambio, dispusieron reducir la capacidad y extremar la limpieza. «En verdad seguimos normal, porque la cantidad de gente que concurre nunca supera el 50% de la capacidad de las salas», confesó Tony Álvarez, uno de sus dueños. Se podrán adquirir butacas con ubicaciones intercaladas, dejando un espacio entre los espectadores.

Hubo músicos que suspendieron sus toques: Salmones de Río se iba a presentar ese mismo viernes en Limbo. «Después de la conferencia de prensa del gobernador consultamos con el bar y el dueño nos dijo que no tenían pensado levantar ningún show porque ya tenían vendidas entradas y era una pérdida económica importante. Lo dejaba a decisión de los artistas. Se armó un pequeño debate y dada las consecuencias estuvimos todos de acuerdo en tomar un poco de conciencia y suspender los espectáculos por 30 días», le dijo Dani Liva a 170 Escalones. «Hay muchos artistas que se les complica si no están tocando, pero creo que hay una cuestión solidaria para que la gente tome conciencia. Estuvimos cuatro años sin ampararnos en las decisiones del Estado en cuanto a la cultura, los lugares para tocar, habilitaciones, y sin embargo seguimos tocando, exponiendo, trabajando. Por eso me parece que 30 días más o menos no nos va a cambiar en absoluto», agregó.

Otras voces consultadas dejan entrever inquietudes precisas: «Celebro la presencia del Estado cuidando de la gente y no librando todo a las decisiones individuales, pero la aplicación fue un poco arbitraria porque nos vimos obligados a suspender presentaciones mientras bares y comedores estaban a pleno. Incluso las salas de juegos y casinos, donde están todos encerrados y hacinados, están funcionando. Y el partido de Patronato se jugó. Está bueno que se tomen medidas precautorias, aunque siento que fueron al voleo, más un efecto mediático que una realidad», señaló el comediante Belisario Ruiz. «Hay muchos artistas a los que nos afecta mucho. Se para la actividad económica. Yo soy parte de un grupo, Litoral Stand Up Comedy, que somos seis comediantes con distintas realidades. Si bien no es el 100% de mis ingresos, nosotros nos presentamos todas las semanas o más de una vez por semana, intentando estar arriba del escenario porque nos gusta, lo disfrutamos, pero también porque vivimos de eso. Por lo cual, a mi este parate -que no sé hasta cuándo va a ser- me intranquiliza. No es que no me importa lo del virus ni que sea un irresponsable, pero me empiezan a jugar otras cuestiones de subsistencia. Por lo pronto, estamos preocupados porque necesitamos actuar para comer y pagar las cuentas. ¿Cuándo vamos a poder volver a trabajar?», se pregunta el artista. La diferente vara que aplica el Estado provincial para sus salas de juego y para sus centros culturales fue motivo de un meme por parte de El Embudo, medio de comunicación cultural dedicado a difundir la agenda de actividades de Paraná.

 

 

En el mismo tono, Valeria Folini, integrante de Teatro del Bardo, opinó que: «es un sinsentido suspender todas las actividades culturales que dependen de organismos estatales. Y que siga habiendo clases, por ejemplo. Me parece que son medidas tomadas con la televisión prendida sin sopesar consecuencias en una provincia sin casos de la enfermedad. Sirve para abrir el paraguas, pero ese resguardo político no lo pagan los funcionarios sino los hacedores culturales».

«Cada espectáculo suspendido son muchos salarios que no llegan al trabajador», advierte el Sindicato Argentino de Músicos (SADeM). «La suspensión de espectáculos públicos significa la pérdida de fuentes de trabajo para los compañeros con contrataciones eventuales, la pérdida del salario, miles de compañeros que, mientras dure la suspensión, no podrán llevar a casa el sustento de su familia», argumenta el comunicado, que también explica que las organizaciones internacionales que representan artistas, la Federación Internacional de Músicos (FIM) incluida, le solicitaron a todos los Estados que suspenden o prohíben espectáculos públicos generar paliativos económicos, ya que estas decisiones tendrán consecuencias económicas y sociales devastadoras en el sector de la actuación en vivo. «Se vienen tiempos difíciles, nadie tiene la certeza de plazos, entendemos que estas son medidas extremas que se toman en el marco de la salud pública, pero los músicos y los demás trabajadores de la cultura necesitan de su salario para la subsistencia», continúa SADeM.

Consultada sobre posibles atenuantes económicos en Entre Ríos, la secretaria de Cultura Francisca D´Agostino respondió que «todavía no se decidió nada sobre eso porque estamos enfocados a trabajar en la urgencia. Estamos viendo cómo reprogramamos cosas, qué criterios tomar en cada organismo. Todavía no llegamos a ese tema; no digo que no vayamos a tratarlo, sino que no le hemos hecho aún».

Los hacedores y hacedoras, gestores y artistas posiblemente deban reinventarse para resistir a estos nuevos tiempos. Ojalá que el acceso a la cultura siga siendo un derecho humano que se concrete fundamentalmente en el espacio público.

.

.

.

Compartir Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp
Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *