12 de mayo de 2021

Instante urbano ∼ 47

 

.

«Con el otoño, la estación espiritual por excelencia, cobran relieve en la ciudad los motivos poéticos de su decoración urbana y el ánimo predispuesto recibe íntimamente la confidencia murmurada con que las fuentes dejan manar su alma de cristal», escribió Amaro Villanueva en Las fuentes de la ciudad. En esta crónica, el periodista apela a la historia universal de las fuentes y a la poesía dedicada a estos surtidores ornamentales para arribar a una descripción valorativa de las dos fuentes de la plaza 1° de Mayo de Paraná: «La labor artística de estas obras de fundición es meritoria e interesante y vale la pena detenerse junto a estas fuentes para observar los destalles de su bronce laborioso».

En el presente instante urbano se observa el trabajo de mantenimiento que realizó días pasados personal de Alumbrado Público del Municipio a las dos fuentes que se destacan en el espacio público central de la capital entrerriana. El trabajador municipal, al momento de la fotografía, se encontraba acondicionando el fondo del plato principal para luego proseguir con su pintado.

.

.

Compartir Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp
Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *