17 de agosto de 2022

Instante Urbano  ̴ 59

 

 

En la parte alta del Parque Urquiza, sobre la gran depresión que se abre en la barranca, entre árboles inmensos y una cascada, un grupo de jóvenes se reunió para hacer equilibrio sobre una cinta. Los practicantes de esta vertiginosa actividad contaron a 170 Escalones que la disciplina se llama highline y que se practica en diferentes lugares del país.

Explicaron también cómo funciona el sistema de seguridad que cuenta con arneses y una segunda cinta de respaldo. Los materiales utilizados, indicaron, están homologados y son fabricados en Argentina. Quienes pasaron la tarde caminando sobre el abismo son de Paraná, Santa Fe y Córdoba. Otro sitio elegido de la ciudad para despuntar este gusto por las alturas suele ser el anfiteatro.

Los paseantes se sintieron atraídos ante la singularidad de este deporte que tiene como una de sus claves regular la respiración para poder mantenerse sobre una línea mínima suspendida en el vacío.

 

Compartir Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp
Comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.