10 de julio de 2020

Indagaciones sobre el origen del Bellas Artes

TEXTO FRANCO GIORDA

FOTOGRAFÍAS MPBA

.

.

«Yo tuve la suerte de cultivar con alguna asiduidad la amistad del doctor Pedro E. Martínez y de apreciar sus empeñosos esfuerzos para estimular las manifestaciones del espíritu de esta ciudad, a cuya cultura tanto contribuyera. Su contribución no era solo espiritual y moral, sino también pecuniaria. La mayor parte de las exposiciones individuales de pintura o escultura que ofreció el Museo de Bellas Artes, mientras él fue director, fueron financiadas de su peculio particular…», contó un interlocutor anónimo del periodista y escritor Amaro Villanueva, quien recuperó ese testimonio en la crónica La historia de una niña proletaria publicada en el diario El Litoral de Santa Fe, el 15 de agosto de 1943, y en la que sintetizó el perfil del fundador del Museo de Bellas Artes de Entre Ríos que hoy lleva su nombre.

Así como en el pasado, la figura de Pedro E. Martínez continúa en el presente siendo una referencia central de la cultura regional. Justamente, este miércoles 10 de junio desde las 19 se presenta una valiosa oportunidad para ahondar en su obra a través de la charla virtual ¿Cómo nace un museo? Fundacional: la investigación sobre los inicios del Bellas Artes entrerriano que llevarán adelante los investigadores Walter Musich y Karen Spahn. La iniciativa corresponde al ciclo «Museo Próximo. Arte y cultura de cercanía» que lleva adelante la referida institución.

 

 

Musich y Spahn son autores de la investigación Pedro Ernesto Martínez y las obras fundacionales del Museo Provincial de Bellas Artes de Entre Ríos. Mecenazgo e institucionalización de un patrimonio artístico, 1925-1936. El trabajo fue iniciado en 2016 a partir de un convenio firmado entre el Museo y la Facultad de Humanidades, Artes y Ciencias Sociales de la Uader. Se trata de la primera investigación formal realizada sobre el acervo artístico de la entidad por la que sus autores obtuvieron la Beca Creación del Fondo Nacional de las Artes en 2018.

La exploración desarrollada por Walter y Karen tiene como antecedente un proyecto que «se ocupó de Pedro Martínez en su faceta de reformista y primer rector elegido de la Universidad Nacional del Litoral, luego de la Reforma del 18. De ahí, derivó una investigación sobre la figura del efebo que es el emblema de la UNL, concebido por el propio Martínez y encargado a Alfredo Bigatti, un importante escultor de ese momento en Argentina. Martínez solicitó ese efebo al mismo tiempo que él era Director Organizador del Museo de Bellas Artes de Entre Ríos. Entonces, ahí hago las conexiones. Incluso, el original de esa obra de Bigatti se encuentra en el Museo de Bellas Artes de Entre Ríos. Yo quedo con esas inquietudes y las charlo con Karen para trabajar el origen del Bellas Artes en relación a la figura de Pedro E. Martínez», comentó Musich a 170 Escalones en cuanto a las motivaciones que llevaron a ambos a encarar la investigación.

Según contaron, una primera etapa de la labor investigativa estuvo abocada a la búsqueda documental que «nos permitió, gracias al personal del museo, recuperar y poner en valor un número importante de documentación que no estaba organizada ni sistematizada. Investigamos cuáles eran las obras que habían sido obtenidas por gestiones de Pedro Martínez en un contexto social, cultural y político que es la década del 20 (del siglo XX) en la cual se da una serie de fundaciones de museos provinciales y municipales en todo el país gracias a una política promovida por el gobierno de Alvear. En este marco, la Nación ordena a la Comisión Nacional de Bellas Artes destinar obras existentes en el acervo del Museo Nacional de Bellas Artes como préstamos, casi perpetuos, a estos nuevos museos para que inicien sus colecciones. Una de las modalidades para la fundación de nuestro propio museo es precisamente esos préstamos. Todo eso, en Entre Ríos, particularmente no hubiese sido posible sin la persistencia y la actuación preponderante de la figura de Martínez que era un eminente intelectual, oriundo de Concepción del Uruguay, instalado en Paraná; socio de Antonio Sagarna que por entonces era Ministro de Justicia e Instrucción Pública de la Nación; miembro de la Asociación Argentina de Artistas Plásticos; director de la Biblioteca Popular del Paraná; integrante de la peña de Quinquela Martín; docente de historia clásica en la Escuela Normal de Paraná y de varias cátedras de Derecho en la UNL, cuyos estudiantes le decían el “maestro de la juventud”, donde fue primero decano y después rector, elegido por los estamentos universitarios» se explayó Walter y completó la idea diciendo que «hoy le diríamos gestor cultural u operador cultural porque articuló entre la esfera política y legislativa de la Provincia y las instancias nacionales para lograr estos primeros préstamos».

 

 

Los investigadores señalaron además que otra fuente para la constitución del patrimonio del museo fue «el salón de 1930, organizado por Martínez con una importante ayuda de Antonio Sagarna y de otras personalidades. Trajeron el salón nacional de Bellas Artes con ciertas adecuaciones y modificaciones a Paraná y al flamante Museo Provincial fundado en 1926. Ese salón contó con una presencia muy numerosa y muy nutrida de artistas y de obras nacionales de primera línea que van a servir para dos cosas. Por un lado, para posicionar a la ciudad y al Museo en una vidriera nacional de las artes plásticas. Por otro, le permite lograr una nueva modalidad de adquisición de obra. A su vez, Martínez invita a vecinos de la ciudad, tenemos testimonio de eso, para que se acerquen al salón y adquieran obras. No estamos hablando de premios adquisición sino de obras que se eligen entre las exhibidas y se adquieren. Martínez elige algunas para el museo y otras para su colección particular que luego de su muerte serán incorporadas al museo» explicó Walter.

Por su parte, Karen agregó que «entre las adquisiciones previas al salón del 30, una de las más importantes y que nosotros consideramos que funda el museo es Los jueces (Cesáreo Bernaldo de Quiróz, 1908). En el mismo decreto con el que la Provincia compra esa obra, se lo designa a Martínez como el organizador ad honorem del museo». Luego, hizo referencia a una tercera vía de constitución del patrimonio del museo: «otra modalidad estuvo vinculada con la donación. Al siguiente año del fallecimiento de Martínez, es decir en 1936, se cierra el ciclo fundacional que tuvo su impronta ya que sus familiares donan su pinacoteca personal cumpliendo un deseo manifiesto de Martínez. En el período estudiado que va entre 1925 y 1936 se reúnen 160 obras».

En el intercambio con este medio, los académicos repasaron las sedes donde funcionó el Museo Provincial de Bellas Artes. En este sentido, comentaron que la primera remesa de obras fue ubicada en la Biblioteca Popular del Paraná, luego tuvo su emplazamiento en la escuela del Centenario para luego pasar a una residencia muy importante que ya no existe en Alameda de la Federación al 100. Allí funcionó durante varios años para luego pasar al Museo Histórico. Finalmente, desde la década del ochenta tiene su lugar en Buenos Aires 355, antigua residencia de la familia Tezanos Pintos.

 

 

En la charla de hoy se retomarán algunas de las cuestiones mencionadas con especial atención a las primeras obras que ingresaron al patrimonio, sus orígenes, las gestiones, los protagonistas que forjaron el proceso de fundación del museo. En este sentido, se hará referencia a los criterios estéticos y políticos que subyacen en las decisiones y acciones de los sujetos y las instituciones intervinientes.

El encuentro se llevará a cabo a través de la plataforma Zoom en el siguiente enlace https://us02web.zoom.us/j/89582196690. El acceso es libre y gratuito y no requiere inscripción previa ni contraseña para el ingreso.

Entre otras ocupaciones, Walter Musich es profesor titular de la cátedra Historia del Arte II en la Carrera de Artes Visuales de UADER, y Karen Spahn es estudiante tesinista de la Licenciatura en Artes Visuales de la UADER y trabaja en el Museo Provincial de Bellas Artes Dr. Pedro E. Martínez.

.

.

Compartir Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp
Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *