18 de septiembre de 2021

FICER día 1

TEXTO PABLO RUSSO

.

.

Llegó el día del inicio del segundo Festival Internacional de Cine de Entre Ríos, cuya ceremonia inaugural tendrá lugar a las 19 en el Centro Provincial de Convenciones (CPC).

Los dos largometrajes que podrán verse este martes 15 tienen que ver con la sección de Cine Internacional y con el país de honor, que es Italia. Como todos los eventos del FICER, las proyecciones son con entrada libre y gratuita.

 

 

La camarista, de Lila Avilés (2018) fue programada para esta apertura. Se trata de la película que representará a México en los Premios Óscar (que este año ganó Roma, de su compatriota Alfonso Cuarón) y también en los Premios Goya 2020, además del Ojo Pez que simboliza al premio del público de este festival, que será entregado en la ceremonia de gala el sábado 19.

Camarista significa mucama de hotel. Eve (Gabriela Cartol, quien estará hoy en el festival presentando la función) es una solitaria mujer y madre soltera que trabaja de eso en una lujosa empresa de las zonas más exclusivas de Ciudad de México. Sueña con ser alguien más y busca realizar su anhelo a través de las pertenencias de los huéspedes del hotel. Con guion de Avilés y Juan C. Márquez, se proyectará a las 20:30 en el primer piso del CPC. Duración: 103 minutos.

 

 

Pero habrá que elegir, porque pocos minutos antes comenzará el clásico italiano Il Gattopardo, de Luchino Visconti en la Sala Verónica Kuttel del Centro Cultural y de Convenciones La Vieja Usina. Este drama de 1963 dura 185 minutos. Es cierto que es mucho tiempo, pero hay que tener en cuenta que el primer corte duraba 205, y que no abundan las posibilidades de encontrarse con esta cinematografía en una buena proyección de sala, con imagen en pantalla grande y sonido acorde. En Il Gattopardo trabajan el estadounidense Burt Lancaster, el francés Alain Delon y la italiana Claudia Cardinale, entre otros, tiene música de Nino Rota y fotografía de Giuseppe Rotunno. Se trata de la vida de Don Fabrizio (Lancaster), Príncipe de Salina, y su familia, que se ve alterada por la invasión de las tropas de Garibaldi a Sicilia. El refugio en la casa de campo habilita la reflexión sobre la fugacidad de las condiciones de vida de cada quien, así como de los cambios en la sociedad. La historia está basada en la novela homónima de Giuseppe Tomasi di Lampedusa y se desarrolla en la época del Risorgimento.  De esta novela escrita a mediados de la década del cincuenta surge la expresión conocida en ciencias políticas como «gatopardismo» o «lampedusiano», que expresa la paradoja expuesta por el autor de cambiar todo para que nada cambie. El personaje de Tancredi Falconeri (Alain Delon) le dice a su tío Fabricio la frase: «Si queremos que todo siga como está, necesitamos que todo cambie». En su traslación al cine, la obra se transformó en una pieza esencial del cine europeo de su década, y fue ganadora de la Palma de Oro en el Festival de Cannes.

 

.


 

.

.

Compartir Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp
Comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *