20 de septiembre de 2021

Dicen las paredes

TEXTO Y FOTOGRAFÍAS PABLO RUSSO

.

.

Lo que está a la vista no siempre puede verse. Algunas veces por distracción o por falta de curiosidad; otras, como en el contexto actual, por situaciones extraordinarias. La fachada del Museo Provincial de Bellas Artes «Pedro E. Martínez» está intervenida por la artista visual Fernanda Alberto desde mediados de marzo, aunque pocos son los humanos que han pasado desde entonces por el frente de ese espacio público en la calle Buenos Aires.

«Acá estuvo mi hermano», «Se llevaron a mi mamá acá» se lee en letras de vinilo negro adheridas al frente de la institución, debajo de los balcones e incluso entrando por la arcada del costado más cercano a Alameda de la Federación, que era por donde la Policía de Entre Ríos metía a varones y mujeres secuestrados durante la última dictadura cívico militar. «Todos los 24 de marzo venimos haciendo acciones específicas en virtud de que el museo fue un centro clandestino de detención y tortura entre el 78 y el 80. Ahí funcionó la Jefatura Departamental de la P.E.R., fue un lugar por el que pasaron muchos compañeros y compañeras, entre ellos Guillermo Hennekens, razón por la cual está la baldosa que hizo en 2017», explicó Marcela Canalis, directora del Bellas Artes, espacio señalizado como ex centro de detención desde 2012 por una placa que colocó el Ministerio de Cultura y Comunicación de la provincia. «Esta acción estaba en el marco de las acciones por el Día de la Memoria y, además, enganchaba con que Fernanda había recibido el Premio Beca Creación 2019 del Fondo Nacional de las Artes (FNA) con este proyecto», agregó.

 

 

El comienzo de la cuarentena cambió los planes. La acción gráfica quedó concretada pero, hasta el momento, mínimamente visualizada en vivo y en directo. «Pensábamos hacer la presentación de esto el 17 de marzo y no se pudo, nos tomó el primer asueto que se dictó en la provincia. Entonces, lo que hicimos rápidamente fue hacer un video que está subido en el youtube del museo contando de qué se trataba la intervención. Lo estrenamos el 23 de marzo a la noche, a modo de vigilia, a través de las redes», indicó Canalis. La obra, «por ahora está, pero pronto vamos a retirar el vinilo para que no dañe la fachada y quede marcado por el sol. La experiencia, lamentablemente, no se pudo concretar pero tratamos de suplirla con el video y las cosas que estuvimos publicando en redes», se lamentó la directora.

María Fernanda Alberto es la autora del proyecto de identificación de sitios de memoria Dicen las paredes. Grabadora y docente en artes visuales de la UADER, ha participado con sus obras en la muestra itinerante de poesía visual Palabras curzadas, y en exposiciones de grabado en el contexto de la universidad. En los últimos dos años trabajó en la gestión de dos conferencias realizadas en la ciudad dentro del colectivo de mujeres artistas Entre Nosotras Proponemos para reflexionar sobre la actuación y espacios de las mujeres artistas en la escena cultural nacional y local.

«El trabajo nace en el contexto de Facultad, lo tenía a Guillermo Hennekens como profesor en una materia. Me prestó un libro alucinante sobre intervención callejera, con historias de varios colectivos políticos», contó la artista. De ahí surge la idea de intervenir el museo. La investigación la llevó hasta el Registro Único de la Verdad (RUV) donde le compartieron las declaraciones existentes sobre lugares denunciados en Paraná. «Una cosa loca que pasó es que me había mudado hace poco a la zona de los cuarteles, que tiene un montón de lugares que fueron utilizados para detener y torturar personas. Todos cerca de mi casa, a diez o veinte cuadras. En el RUV me dieron las denuncias hechas, lugares que tienen certezas y otros que hay sospechas. Mi hermano fue mi chofer en todo ese trayecto de investigación. Leí toda la causa y fui a todos las direcciones», amplió Fernanda.

Primero planteó una intervención digital, después se le ocurrió mandar el proyecto al FNA. Cuando ganó la beca comenzó la movida de los permisos. «Llevé a varios lugares, el primero que me contestó fue el museo y ahí empecé. Pero también llevé permisos al Hospital Militar que sería fuerte poder intervenirlo, a la escuela Álvarez Condarco, a la cárcel de varones y mujeres», añadió. En el Hospital Militar tuvo tres entrevistas y otras tantas derivaciones; hoy está a la espera de una respuesta.

Respecto a la intervención en el museo, opinó que fue muy movilizante poder hacerlo. «¡Cómo cuesta todavía que salga esa verdad de las paredes! Está ahí, a la vista de todos, pero cuesta que llegue a la calle. Mientras lo estaba haciendo tuve varios encuentros con personas que pasaban. Algunos me decían que era aberrante, cómo iba arruinar el museo así. Otros se paraban y leían. Un señor captó al instante el mensaje y me dijo “yo también estuve acá”, y me contó su historia», relató Fernanda. Para reflexionar sobre los lugares y la historia que cargan, eligió que las frases sean testimonios que están en la causa judicial: «me sorprendió que los presos escribieran con sangre mensajes en las paredes para decir que estuvieron ahí», confesó la artista.

 

 

AGENDA EN PANDEMIA. «Estamos reuniéndonos con el equipo de educación, comunicación y gestión general de manera virtual, preparando una serie de contenidos y acciones para hacer de manera virtual desde el museo. Estamos en plena preparación para sacarlo en estos días. Ha cambiado nuestro calendario anual que teníamos consolidado desde fines del año pasado a una agenda virtual que intentamos llevar adelante», comentó Marcela Canalis sobre lo que se viene en el MPBA para el resto del año.

Entre lo que se está terminando de cerrar y dar forma, se piensa en un ciclo de charlas sobre patrimonio, aproximación al arte y experiencias de gestión que será para todo público, la publicación de catálogos en línea de las muestras permanentes y semi permanentes que están en exhibición, y entrevistas con artistas de la provincia. Desde el inicio de la cuarentena, en el edificio se realizan tareas de limpieza y recorridos para la revisión de las condiciones de seguridad del museo, dos veces por semana. «En este momento tendríamos que tener en exhibición una importante muestra patrimonial -investigada durante 2019 y curada íntegramente por los equipos del museo bajo mi dirección- sobre arte abstracto de la colección denominada Abstracción fatal, la que hemos decidido reprogramar para el año próximo como apertura de temporada 2021», anticipó Canalis a 170 Escalones.

.

.

.

Compartir Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp
Comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *