6 de diciembre de 2022

Construir hoy el mundo por venir

TEXTO JUAN MANUEL CIUCCI

 

 

Retratos del Futuro de Virna Molina (2021) propone un viaje hacia uno de los principales problemas del presente: en qué futuro lograremos vivir.

Un tiempo excepcional dispara modos excepcionales, del registro y del pensamiento. El planeta paralizado por una pandemia sin dudas provocó un sinfín de preguntas, dudas, angustias. Pero también de expectativas, ante algo que parecía terminar y la posibilidad de empezar de cero.

 

 

Retratos del Futuro es una búsqueda profunda por todo ese mundo que nos significó el Covid-19, pero indagando también más allá de él. Desde lo formal, en tanto cine ensayo, pero también desde lo creativo. Porque las dudas y esperanzas nacidas en ese no-tiempo transitado lleva a la realizadora a inquirir en las prácticas actuales ante la “nueva normalidad” que nos hemos impuesto.

A poco más de dos años del inicio del Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio en la Argentina y en el mundo, pareciera ser que ya ha pasado el tiempo para indagarnos, modificarnos, inventarnos. Aquello que se creyó un reseteo del piloto automático con que marchaba la humanidad hacia la extinción de los llamados recursos naturales”, nos encuentra hoy nuevamente con el mismo accionar. Incluso en las formas en que tomó el trabajo a la distancia y que pareció fundante de nuevas prácticas, se reencontró con horarios extendidos, presencialidad y transportes públicos abarrotados. Cuando aquella utopía de industrias pesadas paralizadas y animales recorriendo las calles terminó, no fuimos capaces de reelaborar dicha experiencia de modo tal que pudiera acompañarnos hacia un futuro menos distópico.

Con todo esto trabaja Virna Molina en su película, en un cruce de ficción y documental que desde el montaje construye otra realidad, más cercana y lejana a la vez de la pandemia y sus legados. Desde lo íntimo, donde lo personal es político y muestra las barreras que podemos romper para hacer carne aquello que indagamos, aquello en que creemos. Pero también con los feminismos como espacio desde donde construir relatos más esperanzadores del futuro que deseamos.

 

 

Retomando asimismo la participación sindical, con los y las Metrodelegados de las líneas de subte de la Ciudad de Buenos Aires como indagación crítica hacia las formas de organización venideras. Prácticas desburocratizadas, donde encuentra Virna una posibilidad de lo nuevo. Surgió como una búsqueda en la realización previa al Covid, filmando las elecciones sindicales para una película que finalmente el distanciamiento social no permitió continuar, pero que se reformuló en clave personal. La propia lucha sindical encarada por Virna para defender los fondos públicos que permitan el financiamiento del cine y de la cultura en nuestro país es también parte del conflicto y su solución. De qué modo lo hacemos, con qué herramientas, para qué. 

Se convierte entonces Retratos del Futuro en una experiencia cinematográfica única, poco usual en nuestra cinematografía. Algo que acompaña la directora con su presencia en las proyecciones, la búsqueda de salas alternativas para difundirla, el encuentro en universidades o sindicatos. Reforzando la idea de la proyección como espacio de reunión y debate. Algo que la película impulsa, casi impone. Su visionado exige una participación activa, intentando el cine como una maquinaria del pensamiento como la que siempre soñó y obró Jean-Luc Godard. Una posibilidad de transformación de miradas que impulsen un nuevo modo en el mundo por venir.      

Retratos del Futuro se proyectará en el 4° Festival Internacional de Cine de Entre Ríos, con la presencia de su directora, dentro de la Sección Cine Nacional en Competencia, este jueves a las 17.30 en la Sala Verónica Kuttel de La Vieja Usina.

 

Compartir Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp
Comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.