10 de julio de 2020

Cinco años de un hito estético de Paraná

TEXTO FRANCO GIORDA

FOTOGRAFÍAS RAÚL GONZÁLEZ

.

.

El recinto del Concejo Deliberante es un espacio de manifiesto tenor simbólico y político. Allí los y las concejales sancionan, desde fines del siglo XIX, las ordenanzas que norman la vida ciudadana de la capital entrerriana. Se encuentra sobre la ochava del segundo piso del edificio municipal, diseñado por Santos Domínguez y Benguria, ubicado en la intersección de Urquiza y Corrientes. Sus ventanas y balcones dan frente a la plaza 1 de mayo. Bajo la encumbrada cúpula de ocho gajos ocurren, desde hace más de un siglo, los debates y las votaciones de los representantes legislativos. Ese cielorraso es el soporte de la obra pictórica del artista Raúl González que el pasado 4 de junio ha cumplido cinco años desde su inauguración. En esta producción se despliegan referencias visuales de la historia de Paraná.

En la misma fecha de 2015 se llevó adelante el acto formal que presidieron la ex intendenta, Blanca Osuna, y el ex presidente del Cuerpo, Gastón Grand. El trabajo artístico fue parte de las conmemoraciones del bicentenario de la villa de la Baxada del Paraná, cumplido en 2013. En este marco también se llevó adelante la restauración integral y modernización del salón del parlamento local que incluyó «solucionar problemas de humedad, recuperar pisos y puertas, sanear las paredes y renovar las instalaciones eléctricas, de sonido e imagen», contó González a 170 Escalones. En este contexto, se buscó integrar la paleta cromática de la obra con el conjunto del renovado espacio.

 

 

La propuesta para la bóveda fue seleccionada por concurso. La misma fue organizada en ocho sectores en concomitancia con el diseño octogonal de la estructura. En cada uno de estos espacios se destacan protagonistas y períodos representativos de la historia de la capital de Entre Ríos. «Buscamos representar sucesos ocurridos entre 1700 y 1987» aseguró el artista.

El jurado de la convocatoria pública estuvo compuesto por la artista Liliana Barbagelata y el arquitecto Gustavo Trossero, quienes junto a Grand, evaluaron las propuestas presentadas. Este tribunal convocó a una comisión para la elección de las figuras y momentos centrales de la identidad y el pasado común. Fueron parte de la iniciativa la arquitecta Laura Vazquez, el artista Carlos Asiain y el periodista Claudio Cañete.

Entre otras escenas, están representados el encuentro del cura Arias Montiel con los pueblos originarios, la presencia africana, los años de la Confederación liderada por Justo José de Urquiza, la llegada de los inmigrantes europeos, el diseño de la fisonomía de la ciudad, la construcción del túnel subfluvial, el desarrollo de la cultura, la educación y la ciencia, entre otros procesos sociales. Los protagonistas están organizados en grupos para dar legibilidad a la idea y conformar microrrelatos a partir de conceptos integradores. Esta disposición permitió también incluir en las escenas elementos arquitectónicos, geográficos y topológicos.

 

 

La técnica utilizada por Gonzáles se denomina «neotemple» y fue elegida dado que es una de las que mejor se adapta al comportamiento de las paredes y la arquitectura. Se trata de una combinación de polímeros y pigmentos que ofrecen estabilidad y resistencia. Gonzáles trabajó junto a Felipe Gonzáles, Santiago Hermanovich, Francisco Mateos y José Terrazas tanto en la labor artística como restitutiva.

El trabajo, sin temor a equivocarse, puede postularse como un hito estético de la vida de Paraná. Para el propio González se trató de un «momento único. De esos que uno sabe que no se repiten». En cuanto a los cinco años transcurridos, dijo a este medio que «le gustaría que (la obra) se integre a la dinámica de la ciudad y al turismo».

A principios de este 2020, la agrupación Amigos de la Baxada del Paraná solicitó declarar patrimonio artístico cultural a la referida cúpula con el argumento de su “gran calidad artística y alto impacto visual”. Al mismo tiempo, propusieron organizar visitas guiadas para que estudiantes y ciudadanos.

Sobre la cámara donde tiene lugar parte de la democracia representativa local han quedado representados Arias Montiel, Gregoria Pérez de Denis, Justo José de Urquiza, Francisco Bertozzi, Raúl Uranga, Juan Carlos Esparza, Humberto Varisco, Federico Thompson, Aníbal Sánchez, Juan Laurentino Ortiz, Linares Cardozo, Gloria Montoya, Agustín Borgobello, Juan Manuel Jozami, Luz Vieira Méndez, Elio C. Leyes, Esperanza “Perla” Harvenz de Quintero, Antonio Serrano, César Blas Pérez Colman, Beatríz Bosch, Alberto Marangunich, Alberto Martínez Tenreyro, Celia Schneider y Santos Domínguez y Benguria. En cada nombre se buscó sintetizar procesos y construcciones que han moldeado las características salientes de lo común de la ciudad.

 

 

 

 

.

.

 

 

Compartir Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp
Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *