24 de mayo de 2019

Volver a Rodolfo Walsh

TEXTO FRANCO GIORDA

FOTOGRAFÍA MARCO RODRÍGUEZ GARRIDO

.

.

Ocuparse de Rodolfo Walsh es ya ocuparse de un clásico. Se trata de una figura inagotable que puede ser visitada una y mil veces sin riesgo a encontrarse con alguien envejecido. Numerosas son las producciones y numerosos los enfoques que se han realizado en torno a su vida y su obra. En cada caso, hubo algo nuevo que decir. Este viernes 26 de abril, se presenta una nueva ocasión en Paraná para continuar el diálogo en torno al autor de Operación Masacre. Se trata de la presentación de la película Rodolfo Walsh: El Documental del santafecino Estaban Cadoche, quien estará presente en la función que tendrá lugar a las 20 en la Asociación Civil Barriletes (Courreges 189). El filme cuenta con testimonios de Eduardo Galeano, Miguel Bonasso, Rogelio García Lupo, su hija Patricia Walsh y compañeros suyos de la agencia cubana Prensa Latina, entre otros.
El encuentro es organizado por HIJOS Paraná y la entidad comunitaria. A modo de adelanto de lo que será la función, 170 Escalones dialogó con el director sobre su realización.

 

 

¿Por qué decidiste hacer una película sobre Rodolfo Walsh?

Decidí hacer un documental sobre la vida y la obra de Rodolfo Walsh porque me parece que merecía la pena rescatar una de las mejores historias individuales y colectivas de la Argentina; la de un hombre que fue capaz de luchar por la verdad a cualquier precio y por la justicia.

 

¿Cómo fue que llegaste a él?

Llegué en los primeros tiempos de mi militancia, allá por el año 75 cuando tenía 17 años en la Facultad de Derecho de Santa Fe. Yo sentía una inclinación natural hacia el conocimiento de la historia y entre los primeros materiales que me llegaron estuvieron los libros de Walsh: Operación masacre, El caso Satanowsky y ¿Quién mató a Rosendo? Luego empezó a conocerse la Carta Abierta a la Junta Militar. Después, la utilicé en la década y media que di clases de historia argentina en la Universidad Nacional del Litoral con el objetivo de acercar la historia más reciente a los chicos y chicas que eran alumnos míos.

 

¿Cómo fue la búsqueda de los testimonios y cuánto tiempo te llevó la producción?

Comencé hace una década y media a recolectar los testimonios. La película me llevó mucho tiempo porque no tenía ni tengo resto económico. Además, vivo en Santa Fe y las filmaciones eran en Buenos Aires. De modo que había que pagar gastos de traslado, alojamiento, comidas, cámaras, camarógrafo, en fin. Además del guion y la dirección, hice la producción con el aporte de muy pocas personas allegadas. Me refiero a un aporte afectivo, no económico. Los recursos propios fueron escasísimos.

 

¿Cuál fue el enfoque que elegiste para hacer el documental?

La intención, vamos a ver si se logró, es una radiografía de Rodolfo Walsh en su complejidad total, es decir, como periodista de investigación; como uno de los mejores cuentistas de la literatura argentina; y como un militante político revolucionario que murió asesinado por la dictadura militar el 25 de marzo de 1977 después de comenzar a distribuir su célebre Carta Abierta a la Junta Militar.

 

¿Cuál pensás que es la recepción actual sobre Rodolfo Walsh?

Creo que su figura es conocida en ambientes reducidos, desgraciadamente. O sea, o en ambientes vinculados al periodismo y la literatura o a la militancia. Esos ambientes son reducidos en la totalidad de la población o la sociedad. Mi intención es llevar a Rodolfo Walsh a los jóvenes, además de a todas las edades, porque creo que es un espejo interesante donde poder mirarse y con el cual medirse. Es la figura de un héroe, pero humano. No un héroe de bronce inalcanzable que no tiene nada que ver con nosotros, sino uno más de nosotros, probablemente uno de los mejores de nosotros.

 

A partir de tu investigación sobre el trabajo de Walsh ¿cuál crees que es la relación entre periodismo y verdad?

Creo que el periodismo solo tiene sentido si se dedica a la búsqueda de la verdad, sino es como un maestro que no sabe enseñar o como un médico que no puede curar.

 

¿Te encontraste con algo inesperado en el transcurso de estos años de trabajo?

No en relación a Walsh que de todas maneras es una figura atrapante y multifacética ante la cual no se puede sentir menos que un enorme cariño y una gran admiración. Lo que me sorprendió es que no era el único que pensaba en él como un símbolo de varias cosas como los derechos humanos, la lucha por la verdad, la consecuencia entre la palabra y el acto, es decir, entre lo que se piensa, se dice y se hace. En la entrevista con Eduardo Galeano, después que se apagaron las cámaras, él me dijo que Walsh era el mejor. Estamos hablando de una generación de artistas, intelectuales y militantes muy grande porque Rodolfo era del 27 y Eduardo Galeano del 40. Conversando con Aída Bortnik, la maestra de todos los guionistas del cine argentino, le conté esta anécdota y ella me lo ratificó. Sus palabras fueron: «Claro que era el mejor».

 

¿Dónde se ha proyectado la película y qué reacciones generó?

Se estrenó a fines de octubre del año pasado en el auditorio del Hotel Quagliar de ATE Nacional, en la ciudad de Buenos Aires. También se proyectó en una gran cantidad de escenarios como en sindicatos, asociaciones y el cine de Santa Fe. En Rosario, fue presentado por el movimiento sindical. La respuesta del público es generosa. Mejor de lo que yo esperaba. También me sorprendió la respuesta de los jóvenes o muy jóvenes. De aquellos que están en un bachillerato para adultos o en el cuarto o quinto año de una escuela secundaria como ocurrió en la localidad de San Cristóbal. También se proyectó en ATE CTA Mar del Plata y hay proyecciones programadas en provincia de Buenos Aires, en el sur del país y en una bienal de comunicación y periodismo de Córdoba que es en el mes de junio.

.

.

Rodolfo Walsh: El documental se proyectará este viernes 26 de abril a las 21 en sede de Barriletes (Courreges 189). La entrada libre y gratuita..

.

.

Compartir Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp
Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *