18 de abril de 2019

Ruido para romper los límites

 

TEXTO FRANCO GIORDA

FOTOGRAFÍAS FEMINOISE LITORAL

.

.

«Somos feministas y hacemos ruido», dice Jenny Ramírez. La declaración contesta a la pregunta sobre qué es Feminoise. Luego ensaya, de otra manera, la misma respuesta: «somos mujeres que hacen noise de la mano de la sororidad». En torno a este género que apela a un uso expresivo del ruido se constituyó un colectivo internacional resuelto, en principio, a visibilizar las artistas que experimentan con los sonidos. Sin embargo, la propuesta rápidamente se expandió a otros territorios del arte y, en la actualidad, reúne a hacedoras de diversas disciplinas.

Jenny es música, de origen colombiano, vive en Paraná hace un lustro. Decidió recalar por estos parajes luego de haber realizado una residencia en la UADER en 2013. En su exploración estética se contactó con Maia Koenig (Rrayen), una referente de la electrónica y la estética de los video juegos. Esta chubutense, que reside en Buenos Aires, fue la iniciadora de Feminoise luego de una gira por Sudamérica donde vio pocas mujeres al frente de la escena. Eso la impulsó a armar un proyecto que las pusiera a la vista.

A poco tiempo de andar, además de interdisciplinaria, la iniciativa se tornó federal: desde la capital se corrió hacia las provincias; y también a Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, México, Uruguay, Costa Rica, Paraguay y Brasil. La versión litoral de esta movida fue organizada por la propia Jenny quien emprende, junto a otras artistas, experiencias vinculadas a esta corriente.

Su primera participación fue en el compilado Canciones de mujeres argentinas que se publicó en abril del año pasado. «Las composiciones eran cantadas, pero yo mandé una para clarinete y secuencia electrónica. Todas enviaron su letra y yo mi partitura. Les expliqué que, si ellas hablan con la voz, yo hablo con el clarinete. Lo anexaron. Sentí que lo que hacía, servía» expresa en diálogo con 170 Escalones.

La agrupación se expande de manera vertiginosa. El ritmo es difícil de seguir hasta para las propias mentoras. El crecimiento lleva el entusiasmo y la urgencia de las luchas de las mujeres y de las sexualidades disidentes. El denominador común es el arte rupturista. De este modo, se consolidan diferentes uniones que funcionan autónomamente sin dejar de compartir el mismo criterio. El carácter internacionalista del feminismo ha permitido que la información circule con fluidez por redes, blogs, talleres, charlas, asambleas y medios que comunican por fuera de los canales hegemónicos.

No es casual que la chispa haya sido el noise dado que es una forma de disidencia y apropiación frente a las versiones tradicionales de la música. Sus sonoridades se dan a partir de aparatos descartados, reciclados e instrumentos construidos por músicos. Parte de la historia personal de Jenny da cuenta de esto: «Luego de recibirme en Colombia de Licenciada en Música con énfasis en clarinete me vuelvo a Argentina en 2014 con la intención de meterme en la UNL a estudiar Composición. Pensaba trabajar en Paraná y estudiar allá. Entonces, eso es lo que hice. Estudio para ver las materias más que para recibirme. Por ejemplo, Electrónica. Soy la única mujer en esa clase y la he perdido un montón de veces. De todos modos, ya he podido construir mis aparatos. Entonces, empiezo a probar y a usar los softwares y les meto el clarinete».

El cosmopolitismo de la propuesta también llegó a Europa: en Hamburgo se van a editar casetes con material del colectivo, y en Amsterdam y París ya se conformaron los grupos locales de Feminoise.

El primer volumen realizado en el marco del colectivo salió al ruedo en agosto de 2016 con 60 tracks y causó un impacto contundente. Luego vinieron otras producciones. Desde el sello Sister Triangla se dan a conocer las composiciones noise de mujeres, travas y trans de Latinoamérica.

Por su parte, Jenny estuvo a cargo de realizar el primer compilado Feminoise Litoral.  «Me puse a buscar gente como lo hizo Maia (Koenig) en su momento. El propósito fue que cada una trate de armar desde donde está», expresa y añade: «sabía que había mujeres que hacían esto, pero no hay espacios donde las podamos ver. Es a ellas a las que quiero llegar para que participen».

MANIFIESTO. Al mejor estilo vanguardista, Feminoise tiene su manifiesto. El documento condensa una voluntad anticapitalista y antipatriarcal. Expresa la necesidad de habitar lo prohibido y propone una resistencia colectiva. Con el mismo tenor, cuestionan los límites del arte y quieren contaminar las disciplinas. El texto también es afectivo y lúdico. La forma de acción elegida es la autogestión, la asociación colaborativa y las relaciones horizontales.

LITORAL. El grupo local está formado por artistas que residen a un lado y otro del Paraná: «Somos el primer colectivo que está súper variado. Tenemos cine, artes visuales, escultura, teatro, música. Justo se dio que todas venimos de la academia y teníamos ganas de experimentar lo que no podemos hacer ahí. Entonces, decidimos juntarnos para ver qué sale. Está re bueno» sostiene Jenny.

El colectivo con sede en el litoral se completa con Karen Spahn, Floriana Lazzaneo, Aldana Mestre, Pola Ortiz, Pilmaiken Belgradi, Yamila Cabrera, Lucila Solé, Ana Laura Gómez, Clarisa Gotti y María Paz Gallo. Ellas llevarán adelante el viernes 29 de marzo un encuentro en Parientes del Bar donde se combinará música, proyecciones, mapping, poesía, lambe lambe (teatro de marionetas en miniatura). También habrá stickers, imanes y cds. La entrada es libre y la salida «a conciencia».

El evento busca recaudar fondos para que las integrantes puedan participar del primer Festival Internacional Feminoise a realizarse en Buenos Aires el 4, 5 y 6 de abril. En esa instancia habrá recitales, muestras, lecturas, talleres, charlas y asambleas.

Para cuando vuelvan de Buenos Aires ya tienen una invitación a ser parte de un recital de la banda santafecina El cinturón de Bonadeo. «También vamos a empezar a hacer talleres de cine, de construcción de máquinas, de producción musical. La idea es unirnos Santa Fe y Paraná». En tal sentido, el lema de Feminoise Litoral es «nos une el río, nos une el ruido».


.

.

Compartir Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp
Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *