17 de octubre de 2019

Paraná estencil • 20

.

Tupac Shakur es considerado uno de los mejores raperos de la historia. Fue un gran artista con una vida llena de sobresaltos. En 1994 recibió cinco balazos que no lograron matarlo. El atentado corresponde al enfrentamiento entre las movidas musicales y discográficas de la costa Oeste y la costa Este de los Estados Unidos. Dos años después, lo balearon nuevamente, pero esa vez no hubo retorno. El músico, que había tenido varias incursiones en la cárcel, murió el 13 de septiembre de 1996 a los 25 años. Su figura no ha parado de crecer con el transcurso del tiempo.

Luego de 23 años de aquellos hechos conmocionantes, se puede ver en Paraná un esténcil que recuerda la estampa de Tupac con su característico pañuelo atado con un nudo sobre su frente. La pintada se encuentra sobre una casilla de energía eléctrica en la esquina de Tucumán y Tejeiro Martínez.

Otro muerto de aquel contexto fue rapero Biggie Smalls, también conocido como Notorius BIG, (enemistado con Shakur) quien, el 9 de marzo de 1997, fue abatido en plena calle por una ráfaga de balas. Ninguno de los dos casos fue esclarecido. Las hipótesis que se tejieron al respecto son múltiples. Algunas relacionan los hechos y otras no. El cineasta Nick Broomfield realizó el documental Biggie & Tupac (2002) que trata la cuestión.

La pintura hecha con plantilla en cercanías del Parque Urquiza de Paraná trae a colación un episodio de los días que se vivían en la intensa y salvaje década del 90.

.

.

.

Compartir Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp
Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *