24 de mayo de 2019

Orgullo sinfónico

TEXTO PABLO RUSSO

FOTOGRAFÍAS ANABELA GILARDONE

.

.

El frac le queda chico a Luis Gorelik. Lo mismo le pasa al resto de músicos de la Orquesta Sinfónica de Entre Ríos (OSER), cada día más grandes de orgullo después de llenarse de aplausos en cada concierto, sumados ahora a la noticia del Premio Konex a la Música Clásica 2019 como mejor orquesta de la década.

El organismo dependiente de la Secretaría de Turismo y Cultura de la provincia, creado en 1948 y dirigido desde 2010 por el maestro Gorelik, cuenta con 89 músicos, además de su planta técnica y administrativa. El próximo 10 de septiembre la OSER recibirá, junto a la Orquesta Sinfónica Nacional y a la Orquesta del Teatro Colón, el diploma al mérito que otorga la Fundación Konex por el período 2009 a 2018. Compartiendo este logro, 170 Escalones conversó con el internacionalmente reconocido director artístico.

 

 

¿Qué significa esta distinción para la Orquesta Sinfónica?

Es un logro muy importante, que viene a reconocer la última década, que ha sido la que hemos compartido, a través de la cual y por decisión del Gobierno de la Provincia, la Sinfónica de Entre Ríos ha iniciado un proceso de puesta en valor, profesionalización, modernización y reestructuración.

 

¿Cuáles son los aspectos o cualidades que se evalúan en estas distinciones? ¿Por qué piensa que se ha premiado a nuestra orquesta?

Desconozco las ponderaciones del gran jurado del Konex, formado por los músicos de mayor trayectoria en el área, pero imagino que se ha visualizado el nivel musical al que se ha llegado, la variedad e inventiva en la programación de nuestras  temporadas, la amplia llegada y repercusión que la orquesta ha logrado en el territorio provincial y también, por supuesto, el hecho de haber grabado el CD Poema fluvial en 2013, lo que significó un hito importantísimo a nivel nacional.

 

 

En 2015 hubo una serie de conflictos institucionales de la orquesta por casi 30 puestos vacantes (en ese entonces usted denunciaba un vaciamiento solapado de la orquesta). ¿Cómo se resolvieron (o no) esos problemas?

El conflicto mantenido en 2015 con la autoridad de aquel momento en el Ministerio de Cultura fue muy grave pero, afortunadamente, desde diciembre de 2017, el actual Gobernador de la Provincia comenzó a instrumentar a través de la Secretaría de Cultura las medidas que habían quedado pendientes durante algunos años, y ahora pueden verse los resultados.

 

¿En qué situación está hoy la OSER?

La OSER está camino a la normalización definitiva de su planta de músicos, lo que se lograría cuando puedan instrumentarse los concursos pendientes para la cobertura de algunos de sus cargos, lo que esperamos ocurra muy pronto.

 

¿Se mantienen las giras provinciales? ¿Qué es lo que ocurre allí con los públicos del interior de Entre Ríos?

En este momento, en el que la crisis financiera golpea por todos los flancos, ha mermado significativamente la cantidad de giras provinciales. No obstante, la semana pasada se le ha dado media sanción al proyecto de ley presentado por el Diputado Joaquín Lamadrid, a través del cual se lanzaría el plan provincial de difusión de la música orquestal. Ese instrumento garantizaría el financiamiento de las giras que pondrían a la OSER en todos los rincones de la provincia, como debe ser.

 

En los últimos meses han habido conciertos con grandes compositores e intérpretes, en el contexto de los festejos por los 70 años del Instituto del Seguro de Entre Ríos ¿cómo evalúa esas experiencias? ¿Cómo influyen en los músicos que componen la OSER?

El festejo conjunto con el IAPSER ha permitido una serie de iniciativas importantísimas como la traída de Martha Argerich y la puesta en marcha de proyectos de ¨cross over” estilístico, como las presentaciones junto a Nahuel Pennisi, Hugo Fattoruso, Adrián Iaies, Roxana Amed, Zackya Hoocker, y otros, además del Festival de Música Contemporánea, que está en pleno desarrollo en estos días. Soy de los que creen que la música tiene límites mucho más amplios que los que comúnmente se visualizan, y por ello me parece muy bueno compartir el escenario con artistas que provienen del género popular.

 

¿Cuál es el mejor escenario o ambiente para tocar en Paraná? ¿el teatro 3 de Febrero, el Centro Provincial de Convenciones?

El 3 de Febrero está muy desmejorado. Tiene problemas de iluminación, higiene, acústica y temperatura. Es una sala maravillosa por el valor simbólico que posee, pero creo que no se le ha dado el cuidado que necesita desde hace muchos años. La Usina, para mi gusto, es muy buena, porque permite una interacción mucho más íntima con el público, que se sienta literalmente rodeando a la orquesta. Me gusta mucho esa sala. Y el nuevo Centro Provincial de Convenciones es excelente, ya que además de su ubicación privilegiada permite el ingreso de hasta dos mil personas, lo que hace que algunos conciertos masivos, como el que tuvimos con Martha Argerich, puedan admitir la presencia de casi tres veces más público que el que entraría al teatro.

 

¿Con qué artista que no haya pasado por aquí le gustaría poder compartir escenario?

Muchos… Hay muchos artistas que me gustaría traer a nuestro escenario. Hace poco me tocó realizar una gira con Egberto Gismonti, en Italia y Eslovenia. Me gustaría mucho poder traerlo a Paraná para actuar junto a la OSER.

 

¿Cuál cree que ha sido la impronta de la OSER bajo su dirección en estos casi diez años?

No sé… es una pregunta de difícil respuesta para mí. Por lo menos, puedo decirle lo que siempre he intentado: realizar un trabajo con un alto grado de profesionalismo que consiga manifestar lo mejor de este grupo de excelentes músicos, a la vez que lograr romper las barreras culturales existentes de manera que la música llegue a toda la población, como un derecho y no como un bien suntuario.

 

¿Cuál es la proyección a futuro, cómo imagina la orquesta en los próximos años?

Hay muchos objetivos a lograr, tanto en lo institucional como en lo artístico. Soy de los que creen que la cultura debe ser entendida como un servicio público surgido que viene a satisfacer un derecho de los ciudadanos, y para ello hay que trabajar mucho aún, sobre todo para adaptarse a las nuevas realidades del país y del mundo.

.

 

.

.

 

Compartir Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp
Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *