18 de abril de 2019

Instante urbano ∼ 15

.∼∼∼

En la plaza Mansilla de Paraná, frente a la Casa Gris, fueron inaugurados dos mástiles en el marco del homenaje que el gobierno provincial le rindió este miércoles 13 de marzo a Francisco Ramírez. Las estructuras son de acero y cuentan con un sistema mecánico para izar y arriar las banderas de Argentina y de Entre Ríos. Cada una, mide 6 metros de alto y 9 de largo. Es atractivo mirar el movimiento de semejantes lienzos a gran altura. Sin embargo, los caprichos del viento hicieron que el pabellón nacional se termine enganchando en una de las puntas. Por eso, fue necesaria la intervención de operarios para su desenredo. Para alcanzar el objetivo se apeló a una grúa de la empresa de energía ENERSA y a una caña. El trabajo no fue sencillo y llevó su tiempo pero finalmente la insignia volvió a flamear en lo alto.

.

.

.

.

Compartir Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp
Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *