11 de diciembre de 2019

El poderoso sentido de lo diminuto

TEXTO Y FOTOGRAFÍAS FRANCO GIORDA

.

.

 

En una misma noche, a pocas cuadras de distancia, tuvieron lugar dos inauguraciones de arte en escalas reducidas: la del Salón de Micro Formato en la Galería El Farol y la Convocatoria de Pequeño Formato en la Casa de la Cultura de Entre Ríos. Esa casualidad tuvo lugar en Paraná el viernes 22 de noviembre pasado y disparó la curiosidad de este cronista que, al igual que buena parte del público, estuvo en uno y otro lugar.

Ambas muestras contaron con la presentación de una muy buena cantidad de trabajos de notable nivel. Si bien cada propuesta cuenta con un perfil propio, una de las notas en común fue la participación tanto de artistas nóveles como de hacedores de reconocida trayectoria.

Con el afán de aproximarse a las razones por las cuales estas iniciativas cuentan con valiosa acogida de los creadores y del público, 170 Escalones consultó a Alejandro Cerávolo, miembro del Grupo Micro, y a Lorena Ledesma Magni, integrante de Grupo Humano, organizador de la exposición de Pequeño Formato. En estos diálogos surgieron definiciones en relación al vínculo existente entre las dimensiones acotadas y la producción, circulación y recepción de las obras. Además de estas cuestiones, aparecieron referencias a tradiciones y también un posicionamiento ante el actual contexto histórico.

 

MICRO

Con un montaje destacable, en esta octava edición del Micro Formato se exhibieron 78 realizaciones. Estas obras fueron resueltas en un bastidor de 10 por 10 centímetros. La cantidad de trabajos presentados fue inferior a años anteriores, pero nada despreciable (en otras ocasiones, se han logrado reunir más de 150 producciones). Los expositores son artistas que habitan la región metropolitana constituida por las capitales de Entre Ríos y Santa Fe, con sus zonas aledañas.

Este caudal de participación requiere «una tarea compleja desde la logística ya que implica inscripciones, recepción de las obras, traslados y diseño del montaje tanto en Paraná como en Santa Fe. En este sentido, el tamaño de las obras fue una premisa ya que facilita ciertas actividades. De todos modos, constituye una muestra con una escala importante», sostuvo Alejandro Cerávolo.

 

 

Cerávolo, Luciana Scutellá y Carlos Battauz conforman el grupo organizador desde 2013. «Comenzó siendo exclusivo para la organización del salón y eventualmente se sumó alguna que otra actividad, pero la idea es poder generar más propuestas desde la gestión. Más que nada somos un grupo de gente inquieta que vemos los vacíos culturales e intentamos hacer algo para incentivar la escena artística local» dijo Alejandro.

Por otra parte, describió a la propuesta como «una convocatoria si se quiere “tradicional”, porque recurre al formato de salón y ocurre dentro del espacio de galería, pero que en tanto cantidad de participantes y variedad de obras escapa bastante de lo normal».

Sobre la evolución del mismo, indicó que «creemos que el mayor cambio fue en la producción de los artistas, en el compromiso, en la experimentación, la búsqueda personal, en animarse a hacer, a mostrar, que al fin y al cabo es el motivo de todo esto. Al mismo tiempo, el tamaño reducido permite llevar adelante una logística de bajo costo y facilita la circulación de las producciones».

 

 

Consultado sobre el carácter libre de la convocatoria, subrayó que «sabemos que en la mayoría de salones pequeños o de los concursos se suele establecer una temática, o también técnicas en particular, materiales, medidas, etc. Por eso, a lo largo de las ediciones intentamos ampliar cada vez más las posibilidades de las obras. Fue muy importante el cambio de una única disciplina (pintura) con la que iniciamos a la bidimensión; esto amplió no solo las posibilidades de géneros y técnicas sino también en términos de sentido y de propuestas conceptuales; y la verdad es que se nota mucho cómo aumenta el nivel de obra cuando se extienden las posibilidades de crear».

El Jurado de la presente edición estuvo conformado por Cecilia Sosa, de Santa Fe, Mariela Herrera y Ricardo Jaimovich, de Paraná. Los criterios expresados por el tribunal fueron: «la resolución espacial, potenciando las posibilidades del pequeño formato. Ponderamos el misterio, el relato sugerido, la sutileza, el sentido del humor, el uso de pequeños objetos, los recursos elegidos. La recuperación de fragmentos de la vida actual, resignificados a partir de distintas disciplinas. Las posibilidades de la miniatura como un juego interminable de mundos dentro de mundos».

El primer premio fue para Inés Baugé y el segundo para Miguel Núñez, ambos de Santa Fe. La exposición se puede visitar hasta el 6 de diciembre en El Farol Galería de Arte (Andrés Pazos 142) de lunes a viernes de 10 a 13 y de 18 a 21. Sábados solo por la mañana.

 

PEQUEÑO

La Convocatoria de Pequeño Formato abarca a la disciplina bidimensional del grabado como la xilografía, arte digital, monotipia, monocopia, litografía, fotografía digital intervenida, etc., en una medida de 18 por 18 centímetros y cuya estampa tiene que ser de 10 por 10 centímetros. Entre los propósitos de la iniciativa, Lorena Ledesma planteó que «la idea es que los artistas puedan comunicarse desde distintos lugares y nosotros recibir sus producciones y hacerlas circular por diferentes espacios». Ledesma, junto a Hernán Guerrero, Liliana Pedrotti y Guillermo Hennekens son los integrantes del Grupo Humano que impulsa esta actividad.

«Para romper la idea de obra individual, nuestra idea es que el pequeño formato se pueda fusionar con distintas producciones de distintos artistas del mundo. Hay una diversidad impresionante de estampas y de gente. Por ejemplo, en esta convocatoria mandaron grabadores re grosos de Argentina y Latinoamérica y también mandaron gurises que están empezando a estudiar arte. Todos pueden participar. Ninguno queda afuera. Más allá de que hubo algunas medidas erróneas en los que recibimos, el criterio fue que nadie quede afuera de la muestra» sostuvo Lorena y agregó: «en algunas, te piden algún tipo de papel o tenés que pagar para que los organizadores monten la muestra. En nuestro caso no hay costo, salvo el envío».

 

 

La Convocatoria funciona como una bienal, es decir, tiene lugar cada dos años. La edición inaugurada recientemente es la segunda y contó con el envío de 108 grabados (en la primera, habían recibimos 80) provenientes de Rosario, Córdoba, CABA, Mar del Plata, Santa Fe, Mendoza, Neuquén, distintos puntos de Entre Ríos y de países como Rumania, Polonia, Estonia, Hungría, Israel, Alemania, Italia, Serbia.

El Grupo Humano tiene el propósito de trabajar interdisciplinariamente. Por eso, en la exposición actual participaron drags queens, bailarinas, poetas, músicas y también tuvo lugar una video instalación con secuencias animadas sobre cuerpos, autoría de Lucila Solé y Yamila cabrera.

La convocatoria fue realizada bajo la temática de Diversidad y Género. Lorena dijo al respecto que «queríamos mantener una de las palabras de la convocatoria anterior que era Identidad y Diversidad. Nos parece copado poder mantener los criterios que sean sustentadores de derechos igualitarios para todes. Nos pareció también fundamental trabajar la convocatoria con un poema de Susy Shock que se llama Monstruo mío».

 

 

Lorena señaló como un antecedente de esta modalidad lo sucedido en tiempos de gobiernos de facto. «En Latinoamérica lo que es el arte correo y el pequeño formato se da mucho en los años 70. Uno de los precursores es Juan Carlos Romero y también (Edgardo Antonio) Vigo. En la época de la dictadura los artistas empiezan a intercambiar estampas por correo como una manera de resistencia para poder seguir produciendo y que sus producciones sigan circulando de esta manera».

Los jurados de la convocatoria fueron Fabiana Dato de la Uader, Guillermo Hennekens en representación de Grupo Humano, Román Mayorá de la UNER, Claudio Osan como artista plástico y Celia Marcó del Pont, grabadora de Córdoba. «Se tuvo en cuenta la temática, la técnica y el concepto de la producción. Fue difícil la elección. Estuvieron como cuatro horas porque hay grandes producciones con técnicas copadísimas» concluyó Lorena.

El primer premio fue para María Elena Maineri de Rosario y el segundo para Belén Cabrera de CABA. La muestra estará expuesta en la Casa de la Cultura de Entre Ríos (Carbó y 9 de Julio) hasta este viernes 29 de noviembre.

 

 

.

 

.

Compartir Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Whatsapp
Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *